DEMOCRACIA SIN SOCIEDAD - Alianza Social Independiente

cPNCEJAL gERMAN
GERMAN PEDROZA
Concejal municipio El Zulia, Norte de Santander

Por GERMAN PEDROZA

26 de abril 2021

DEMOCRACIA SIN SOCIEDAD

Lo que no se puede ocultar en “la Colombia del ayer y de hoy”
Vivimos en medio de una naturaleza que esconce la belleza salvaje y romántica de paraísos terrenales por doquier, en la patria donde se pasó de la selva tropical y la fauna de miles de animales silvestres, de los campos de olor de café, para sentir y sucumbir en la propagación de querer cambiar el agua por el carbón y petróleo.
Parto por algo tan sencillo, es que intento dar alusión y puntualizar en la veracidad expresiva de un tema tan neurálgico como es Democracia, captar al lector, emocionar, persuadir y sugerir desde mi punto de vista, conociendo como lo reza nuestra constitución en su Art. 20, “se garantiza a toda persona la libertad de expresión”, pero cada día nos quedamos en la Colombia profunda y desigual del ayer y de hoy, una Colombia que nos muestra una sociedad oscura, encadenada en los innumerables comportamientos de violencia que a diario pasan por todos los rincones de nuestro territorio. Una novela de miles de páginas que nos invitan a todos y cada uno de los colombianos debemos involucrarnos si queremos revivir a una sociedad , donde se pueda mostrar a las sociedades rurales y urbanas el orgullo de pisar espacios donde brille la tranquilidad de una naturaleza donde los únicos sonidos sean de nuestras aves en los rincones de la geografía versátil que posee Colombia; y no el enigma de la desolación anacrónica del sonidos de las balas, la imagen de la sangre, la desolación y desigualdad que acobarda y arrincona a nuestros hombres y mujeres sin el mejor bastón de defensa la Democracia.
Definitivamente nuestra idiosincrasia hace que en Colombia se desarrolle una democracia disfrazada, arcaica y fraudulenta, una crónica que por mucho tiempo ha sido la muestra de una nación gobernada bajo el sistema deplorable de la manipulación del juego a su favor, un juego que subyuga la democracia y que como único ganador por décadas de todas las partidas de la barajas, es el flagelo de la corrupción, guerra y pobreza, como un fenómeno de expresión por las maquinarias corruptas intocables de este país..
La Colombia de hoy, nos ubica en un rumbo con desafíos muy difíciles de afrontar, para sacudirnos de la Colombia del ayer, para poder encontrar la esencia real, que conduzca por caminos que sincronicen la ciudadanía con la Democracia que represente los intereses reales de nuestra gente, con una democracia participativa, que sea capaz de contar a voz viva al mundo entero el cáncer que atormentado por décadas al pueblo colombiano. Es difícil soñar con una democracia con sociedad, esto quizás porque vivimos una realidad compleja, irrisoria, desigual, una contexto de ayer, de hoy y quizás mañana, una tesis que revela que las libertades en nuestro país, son puras fabulas de bellos paisajes, bosques sin final, geografía con climas que se ocultan en el vivir y sentir de amaneceres con un sol que nos muestra que puede amanecer un día con una posibilidad de alcanzar la democracia para nuestra sociedad y poder visual izar al llegar la noche, una luna que arrope la tranquilidad de soñar con un mejor país y que esta fábula, se convierta en una democracia que funcione.

El sistema político nos define que Colombia como lo señalan diversos estudios, nos muestra que somos una cultura apegada a la indiferencia empañada entre la sangre y la lucha contante por la supervivencia, es por ello que describir las diversas razones que nos hacen desconfiar, si existe o no democracia, nos conlleva a resumir que Colombia por décadas hemos trajinado de guerra en guerra, donde lo único que ha variado es el significado de ella. Primero la violencia de la esclavitud a causa de los españoles en nuestro territorio, después la guerra Bipartidista por dominar los territorios entre los partidos Liberal y Conservador, luego la lucha entre las Guerrillas, paramilitarismo y el estado y una última que resume todas las anteriores, la guerra que luchan los ciudadanos por tener oportunidad digna y plena de sus derechos, reconocimiento legítimo para poder exigir una democracia.

Democracia es el nombre que se le da al pueblo siempre que se le necesita”. (Marqués de Flers)

Lo que escribo permite buscar en los lectores, un camino abierto para que se pregunten ¿si existe Democracia? o solo el concepto etimológico, claro que vivimos sumergidos en una falacia sumida en el olvido del ayer y de hoy. Verdaderamente en el mundo actual, de la que hacemos parte como nación, la Democracia solo queda en papel, formulada en el guion de una película surrealista, sin ir más allá de posturas y definiciones de diferentes colectivos sociales, religiosos, políticos, étnicos, entre otros. Podemos concluir que la sociedad siente y respira a diario un modelo de democracia sin comprensión de lucha, entendida como el abuso del poder, con un panorama desalentador hacia el cambio social, en un contexto actual sin manifestaciones por ningún lado del estado de derecho; solo una fotografía que expresa, una desigualdad que prescribe y que reprime la libertad natural del pueblo, que pide a gritos una oportunidad de convivir en un entorno menos desigual, con posibles espacios donde converge las libertades sociales, económica, culturales, políticas, donde podamos recitar una historia a nuestros hijos y los hijos de nuestros hijo que por fin existe un país con democracia

“para construir un mejor país, se debe buscar un pacto social que permita a los colombianos soñar, con base en la prosperidad democrática” Juan Manuel Santos ex presidente de Colombia. La democracia en Colombia existe en la historia de los libros, de las revistas, inclusive la constitución del 91, en ella permitió avanzar en muchos postulados, pero han quedado a lo largo de los tiempos en solo letras bien construidas y que suena bonito, pero muy lejos de una verdadera “Democracia” seguramente estamos enfrentarnos a la realidad antagónica de la Antidemocracia, una triste falacia que versa la realidad destructora por décadas y que ha afectado la vida tan desigual de los ciudadanos, primordialmente la sociedad de los pueblos y campos más abandonados de nuestro territorio.

.

Columnistas

WhatsApp Image 2021-04-14 at 11.18.15 AM

JOSÉ JOAQUIN VILLALBA

Presidente Departamental de Antioquia

BERENICE BEDOYA PÉREZ

Presidente Nacional del Partido Alianza Social Independiente.