¿Cómo se están gastando los recursos públicos para la pandemia que solo benefician al sector financiero?

Por Berenice Bedoya Pérez, representante legal de la ASI

¿Qué es la Regla Fiscal y por qué el Gobierno del presidente Duque determinó suspenderla hasta 2021 como consecuencia de la pandemia Covid-19?

Colombia en 2011 (Ley 1473) adoptó como mecanismo de control del gasto público la denominada Regla Fiscal que tiene como fin lograr que el presupuesto estatal tenga en cuenta que el crecimiento de los egresos debe estar acorde con la evolución de los ingresos a largo plazo. De esta manera, se reduce tanto el déficit fiscal como se genera una contracción del gasto.

El Gobierno nacional consideró que ante la actual crisis sanitaria y con el propósito de financiar las remuneraciones que ella demanda, ese freno fiscal se suspenda hasta finales del próximo año, habida cuenta que no puede atarse las manos para gastar y asumir endeudamiento público.

Con las manos libres, el Ministerio de Hacienda presentó el pasado 26 de junio, el informe sobre Marco Fiscal de Mediano Plazo que debe describir con todo detalle la situación de las finanzas públicas del país. Lo que se esperaba era una respuesta a unas incógnitas que aún están por responderse: ¿cuánto está gastando realmente el Gobierno en atender los imprevistos de la pandemia? Y, los recursos que está utilizando, ¿son mucho o poco con relación a lo que destinan para el mismo propósito otros países de similar condiciones que Colombia?

Desafortunadamente estos interrogantes son respondidos de manera muy escueta en dicho informe que no satisface las muchas preguntas que el país y sectores en el Congreso se formulan ante la manera desordenada que se están utilizando los cuantiosos recursos para atenuar los efectos de esta pandemia: ¿cuál ha sido el destino de los 25 billones de pesos del fondo creado para atender la actual emergencia? ¿Por qué se gasta 6% del PIB en darles beneficios a los bancos y solo el 2.4% en atender la emergencia? ¿Por qué para las pymes y mipymes, que generan cerca del 90% del empleo, no hay préstamos, ni para los productores del campo tampoco? ¿Cuál es la razón por la que Finagro solo entrega recursos a los grandes empresarios del sector agrícola y por qué los subsidios a los más pobres han sido claramente insuficientes?

El gobierno no ha pagado la enorme deuda contraída con la red hospitalaria y con los trabajadores de la salud. De los casi doscientos decretos de emergencia, ninguno formaliza las condiciones laborales de más del 80% del personal sanitario. Y de contera, se anuncia la privatización de activos públicos como Ecopetrol, así como se proyecta una nueva reforma tributaria.

Colombia no puede continuar en las actuales circunstancias con un modelo económico que solo privilegia los grandes negocios antes que la vida, para salvar a los dueños del capital, como quedó reflejado tristemente el día sin IVA.

¿Cómo se están gastando los recursos públicos para la pandemia que solo benefician al sector financiero?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba