Columna de opinión

Fabián Adolfo Jimenez, Expresidente Nacional ASI

Este primero de mayo no vimos las plazas llenas de trabajadores conmemorando los mártires de chicago, no oímos cantar la internacional como un llamado a la unidad de la clase obrera, tampoco escuchamos los discursos exigiendo mejores condiciones laborales y una mejor salud y educación. No, las plazas estaban solas, las tarimas no se armaron, las calles permanecieron vacías; la razón: un virus que nos llegó y nos tiene en una cuarentena obligatoria y a muchos al borde del hambre, un virus que se volvió pandemia y que según datos nos acercamos a medio millón de contagiados en el mundo y los muertos se cuentan por Miles , solo en Estados Unidos las víctimas fatales sobrepasan los 63000. En el campo económico se calcula que cerca de  30 millones de personas en Estados Unidos  perderán su empleo y alrededor de 1600 millones en el mundo.

En Colombia el panorama es aún peor pues como si la covid 19 no fuera suficiente, la corrupción que permea toda nuestra dirigencia no tiene miramientos y compasión si no que se  aprovecha de los decretos de emergencia para mostrar sus garras. Así mismo, cómo si estuviéramos en los más oscuros momentos del mandato uribista han continuado los asesinatos de líderes sociales, los falsos positivos y las chuzadas ilegales, las cuales se realizaron en la comandancia del General del ejército Nicacio Martínez; General que fue ascendido el año pasado con el voto del senador avalado por la ( ASI) alias Manguito. Creo que este solo proceder contrario a la filosofía de nuestro partido daría para que toda la militancia le aplicará una sanción diciéndole que no nos representa, que no lo queremos, que si quiere hacer sus negocios los haga lejos de nuestro partido, que sus procederes nos  avergüenzan… Y es que el mediocre trovador sigue siendo un títere de este gobierno; gobierno que ha utilizado la cuarentena para que prontamente olvidemos la relación del presidente Duque con los Narco de la costa que según dicen ayudaron  a financiar su campaña y ahora intenta lavar su imagen usando fondos que deberían usarse en temas de paz.

Hacemos desde el Departamento del Meta un llamado a toda la militancia, pero también a todos los colombianos para que no olvidemos, para que aprendamos de nuestros errores y avancemos en la construcción de un país mejor, más justo con unas nuevas relaciones con nuestros semejantes y con la naturaleza. Creemos que esta contingencia es un llamado que nos hace el planeta para que hagamos un cambio en nuestra vida , para volver a pensar el concepto de desarrollo, para volver a definirnos como sujetos sociales.

Columna de opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba