Un rumbo claro para la ASI

Un rumbo claro para la ASI

DIEGO JAIMES, SECRETARIO GENERAL/ Sin duda alguna la actual crisis que vive el mundo ha dejado al descubierto problemas sociales y económicos profundos que, aunque existían previamente y coexistíamos con ellos, no se veía en el corto plazo la posibilidad de trazar una ruta política para afrontarlos y buscar un verdadero cambio.

Hoy está en boca de la gente el deseo se transformar el actual y funesto sistema de salud, un sistema que a pesar del gran capital económico público que lo financia no provee ni los elementos básicos para atender cualquier emergencia; Ausencia de camas e insumos, trabajadores mal pagos y con mora en sus sueldos, sobrecostos y corrupción.

También la necesidad de recuperar las empresas de servicios públicos privatizadas, las utilidades se deben quedar para que se inviertan en la misma ciudadanía y no para enriquecer bolsillos extranjeros o interés de particulares.

Políticas y normas que pongan en cintura el sistema financiero, un modelo que se lucra de las prerrogativas y el lobby político que los protege, eximiéndolos de responsabilidades e inyectándoles capital público para su fortalecimiento.

La existencia también de una clase media con una pobreza escondida, sin ahorros que vive del fruto de su propio esfuerzo y que a pesar de ser la columna vertebral de la economía del país no tuvo ningún respaldo de Estado cuando lo necesitó, quedando abandonada a su suerte, abre la puerta para que se asuma su representación política

Hoy como partido sufrimos el no tener una voz real en el congreso de la República, que lleve las inquietudes y solicitudes de los cientos de dignatarios locales que tenemos como organización y las comunidades que representamos.

Es claro que el panorama político que se avecina convoca cambios profundos en los liderazgos nacionales, se impondrá sin duda una agenda política que resuelva de forma real y sincera la inmensa deuda social existente.

Nosotros como partido no podemos rezagarnos a este nuevo deseo nacional, somos nosotros los llamados para asumir esta contundente renovación, debemos enfocar nuestros esfuerzos en lograr conseguir una amplia vocería en el congreso de la República que sea coherente nuestros principios y postulados.

Es nuestro deber no descansar en visibilizar y luchar ante las distintas problemáticas que vive el pueblo colombiano, el hambre, la desesperanza y desconsuelo de los que ven con angustia el futuro próximo; Nuestros alcaldes y Gobernadores deben ser ejemplo de gestión y trabajo en esta crisis y sobre todo demostrar su tenacidad y lealtad con la ciudadanía procurando el honesto y eficiente uso de los recursos públicos.

Como directivos debemos estrechar lazos de fraternidad, solidaridad y trabajo en equipo con nuestros elegidos, proyectar desde ya esos liderazgos para conformar nuestras listas a cámaras y Senado, ya llegará el momento indicado de hablar de posibles coaliciones o estrategias electorales, por ahora es el momento de asumir la vocería de las nuevas ciudadanías.

Un rumbo claro para la ASI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba